SOBRE EL FUERO DE SALUD.

La Sala de revisión de la Corte Constitucional a través de la sentencia T-586 de 2019, declaró la improcedencia del reintegro laboral solicitado alegando una supuesta estabilidad ocupacional reforzada, encontrando que no se cumplían las condiciones que dan lugar al amparo solicitado, ya que se encontró probado que la terminación de la relación de trabajo se produjo en fecha anterior a aquella en que el trabajador tuvo conocimiento de la existencia de su enfermedad, razón por la cual la Corte concluye que no es posible inferir que la terminación de la relación de trabajo hubiese tenido como presunta causa la enfermedad del tutelante.

Es importante resaltar que la Sala manifiesta de forma expresa su desacuerdo con la posición sostenida por otra Sala de revisión de la Corte a través de la sentencia T-029 de 2016, por medio de la cual había sido concedido el amparo a favor de una trabajadora cuya enfermedad igualmente se había manifestado con posterioridad a la terminación del contrato de trabajo. La Corte establece de manera contundente, que según los criterios establecidos en la sentencia SU-040 de 2018, para que haya lugar al amparo y consecuente reintegro, es requisito esencial que el empleador haya tenido conocimiento de la existencia de la enfermedad padecida por el trabajador.



Autor: Barrera Palacio Abogados
Somos una firma de abogados especialistas en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social cuyo objetivo principal la prevención y protección del patrimonio económico y humano de su empresa.